El blog de Jorge I. Figueroa

Ir al contenido | Ir al menú | Ir a Buscar

viernes 7 Julio 2017

Desire - Haruki Murakami

La editorial Penguin Random House en Reino Unido lanzo una colección de libros muy breves que llama "vintage minis" en los que aborda todo el espectro de lo que nos distingue como humanos. Desire El primero es Desire, en este volumen se recopilan cinco cuentos de Haruki Murakami que hablan del apetito, ya sea lujuria, fijación o hasta encontrarse famélico. A veces olvidamos que Murakami es un gran cuentista, las extensas novelas que lo han convertido en uno de los autores más repudiados y amados de la actualidad hacen que se nos olvide que su talento brilla en esas breves composiciones. Amé el primer cuento, pero no puedo recomendar esta obra a los más adeptos a su trabajo, son solamente cinco cuentos y es muy probable que ya cuentes con al menos una versión de uno de ellos en otra colección.

domingo 23 Noviembre 2014

Ni vivos ni muertos: La desaparición forzada en México como estrategia de terror

ni vivos mni muertos portada

Ni vivos ni muertos: La desaparición forzada en México como estrategia de terror

 

Leí este libro en la última semana, no fue la mejor idea por lo convulsas que está las cosas en el país. La teoría que postulan Federico Mastrogiovanni como el autor, y Jaime Avilés como el encargado de la introducción es que la guerra al narco en realidad fue un ataque desde el gobierno a su población, El objetivo era dejar la cuenca de burgos despoblada.

ni vivos ni muertos contraportada


¿Qué hay en la Cuenca de Burgos?


Yacimientos de Shale gas, el mismo que se pretende explotar con la reforma energética.


El reportero italiano nos cuenta diversas historias de personas que han desaparecido en este esquema que debe definirse como desaparición forzada.


Además de compararlo con la situación en la Alemania Nazi donde Hitler diseño la estrategia para debilitar a los familiares y amigos del desaparecido, señalando que en México está peor la situación, pues si bien durante la guerra estaban violando las convenciones de Ginebra, al final había alguién que asumiera la responsabilidad, algo que no ocurre en el México de estos días.


Es tristemente apropiado que se mencione a la escura normal rural de Ayotzinapa, que ya había sufrido un par de bajas en diciembre de 2011.